Los abuejos italianos la meten bien

Tras un par de encuentros con el abuelo del super y su hermano y otro con mi amigo el Taxista y mi marido, en un trio donde una feroz competencia para ser el mejor follándome logro mi record de orgasmos, decidí tomarme un respiro pues no daba abasto con tanto semental, pero este merecido reposo me duro poco.

Pues una mañana me llamo Pedro el abuelo del súper, para decirme que el organizaba algunas fiestas privadas de sexo con turistas italianos que llegaban a Benidorm, y ahora tenía una en vista de un grupo de 5 amigos recién jubilados que querían un encuentro con una chica o dos para juegos eróticos y lo que surgiera, siempre con respeto y discreción pues eran gente casada y educada.

Yo le dije que podría ser, pero quise saber cuántas mujeres irían conmigo, a lo que Pedro me dijo que estaba yo y otra amiga pero que aún no estaba confirmada pues estaba de viaje.

El caso es que acepte y a la tarde siguiente prepare salir de compras y así escaparme a esa aventura que me atraía un montón, quedando con el abuelo que me acompaño al Hotel donde ya tenía reservada la suite para aquel encuentro, diciéndome que iba yo solo pues su otra amiga aún no había llegado del viaje.

Acepte de todas formas pues el morbo de la situación me atraía mucho y pensé que aunque eran 5 y él ,no tendría problemas, pues en otras guerras como esta ya me había encontrado y aunque algo escocida al acabar lo cierto es que las había superado bien.

Ya en la habitación tras las pertinentes presentaciones con los italianos, puede comprobar que aunque ya en edad de jubilados lo cierto es que eran la mayoría muy atractivos y se conservaban de maravilla, así como una educación exquisita, pues tres de ellos hablaban bien el español y los otros lo chapurreaban un poco.

Comencé tras tomar todos un poco de cava a bailar con alguno de ellos a la vez que jugábamos a ir quitándonos ropa, si bien yo fui la primera en quedar aligerada pues entre tanta mano larga mis prendas fueron pronto al suelo.

Recibí gratos cumplidos por mi cuerpo y mi arreglado conejito, y aunque este se había contraído un poco al ver que algunos de aquellos abuelos disponían de armamento pesado, lo cierto es que por dentro estaba muy mojada ya…

Fui pronto pasto de bocas y manos sedientas de sexo que coparon mis pezones y mis agujeros como hienas hambrientas, pero eso si con una exquisitez y educación magnifica.

Mi mirada iba de un rabo en otro pues había donde elegir y además buenos enseguida tuve dos para comenzar a tocar y chupar..

El primero era uno de los más hermosos y gordos con un abundante follaje blanco y negro recubriendo sus huevos y base, pero que no impedían lucir su grosor y longitud , está marcada por una red de finas venas que acaban en una impresionante cabeza cubierta por una fina piel que la protegía, la otra aun si cabe más venosa , algo más fina, pero con cabeza muy parecida , pero con unos huevos colgando de un tamaño descomunal , pues al testarlos con mi mano quede asustada del peso y las dimensiones.

Pedro, también se había desnudado con ellos y era el que andaba comiéndome por mi aguajero trasero, cambiando lengua con dedo para ir dilatando.

El que tenia de rodillas comiendo mi almeja, pajeaba su morcillona polla a la vez que comía y sus intenciones eran la de penetrarme rápido pues apenas dejaba otro ocupara su lugar.

Anduve un rato extasiada por tanto placer y acaparada por todos que no sabía ya que comer y que hacer, pues ahora otro me había ofrecido su polla con la cabeza brillante y descapullada para que la comiera, y lo cierto es que estaba divina pues este era uno de los más guapos y sexy y su armamento pesado de los más impresionantes.

Estaba degustando este magnífico rabo cuando Pedro me penetro por detrás haciendo me sentara sobre el…mientras el primero que había chupado ya había cambiado su posición con el degustador de mi gazapo y ahora era el que comía dulcemente mi conejo haciendo llegar ya un orgasmo descomunal, si bien no podía gritar pues en la boca tenia aquella majestuosa cabeza supurando líquido que avanzaba una corrida magnifica.

Al Abuelo del súper le pidieron paso y tras incorporarme levemente pues estaba rodeada de rabos, el de los huevos gordos me penetro por detrás levantándome para que ahora recibir al mismo tiempo otra por delante, quedando emparedada por aquellos dos sementales que con un ritmo cada vez más endiablado, me estaban dejando sin aliento.

Volví a correrme irremediablemente varias veces con los envites de aquellos dos portentos, cuando me liberaron para llevarme a la cama donde fui calzada por el guaperas que pidió follarme a la vieja usanza, tumbándose sobre mí y acaparándome el solo , si bien rápidamente a mi boca me acercaron Pedro y el de las hermosas bolsas, sus duros rabos, poniéndose de rodillas a cada lado mientras el otro me destrozaba de placer follándome como un ángel..

Agarre los dos rabos que tenía a mis lados y cambiando como podía los chupaba y pajeaba, mientras gemía como una loca poseída por aquel dios del sexo, cuando Pedro y su socio comenzaron los dos al unísono a vomitar leche sobre mi boca y cara… esto encendió a los demás que ya jadeaban a mi montador que al verme bañada de crema y nata acelero su ritmo y tras unos golpes secos y duros comenzó a descargar dentro de mi haciéndome correrme al mismo tiempo.

Estaba rendida pero había otros tres esperado turno y uno de ellos me limpio educadamente la cara y boca con una toallita , mientras otro comía ya mi conejo repleto de nata italiana, pareciendo disfrutar de aquel manjar que junto a mis jugos inundaba todos mis bajos..

Me levanto la cadera mientras comía, con unas ganas endiabladas, mientras otro devorada mis pechos , fui a gritar de placer con otro orgasmo pero el otro rabo ya había taponado mi boca, “y que rabo…”¡dios que rico estaba aquel abuelo!….tenia afeitado los huevos y estos con un tacto suave hacían las delicias de mi barbilla al posarse mientras tragaba el misil aquel… era uno de los que la tenía más gorda y aunque parecía el mayor de todos su atlético cuerpo con un poco de vello sobre sus pechos , hacían de este abuelo, un semental de escándalo.

Distraída como estaba con aquella belleza de cola, no pude ver como el degustador de crema acababa de empalarme con su falo que ahora sentía de un tamaño descomunal dentro de mí, acelerando las acometidas de aquel pepino con una intensidad que pronto sus gotas de sudor mojaban mi cuerpo, corriéndose en minutos dentro de mi trasero, que recibió un manantial de nata espesa y grumosa , sacándola y dejando caer mi cadera sobre la cama para ser tomada ahora a mi petición por el que andaba degustando con mi boca, pues quería me follara aquel abuelo ya…

Al recibir mi petición lo otros le alentaron cuando me puso de rodillas y ubicándose por atrás me taladro mi conejo con delicadeza y sabiduría, pues parecía un caballero hasta penetrándome… mientras otro aprovecho mi postura para darme su morcilla ya algo dura para que fuera tratándola …

Esta lo comí ahora como desesperada por el placer que recibía de aquel dios del sexo y mis frutos dieron pronto éxito pues aquello se puso duro como una roca y tras unos pequeños mordiscos y chupones de huevos pase a la cabeza a succionarla y sacarle su exquisita nata que me dio rápidamente en cantidades insultantes, pues casi me atraganto con tal cantidad que me estaba dando aquel abuelo..

Su posición fue ocupada rápidamente por el que sobaba mis pezones y tras descapullar aquella enorme cabeza hice lo mismo que con el anterior si bien este tenía un aguante envidiable…. En ese momento me llego una ráfaga de orgasmos por la rica penetración de mi ídolo que sabiendo lo bien lo hacía acelero con un ritmo organizado las embestidas suaves y placenteras , hasta hacerme soltar de mi boca el otro rabo, pues ahora gritaba yo de placer y estaba a punto de quedar desmayada.

Se dejó caer sobre mi espalda y con unos toques de cadera más fuertes comenzó a correrse mientras sentía en mi nuca su aliento divino, “este hombre me estaba follando como nadie..” él lo sabía y los demás vieron que polvazón acababa de echarme,.. Se desengancho con delicadeza y antes de darme cuenta la polla que había soltado de mi boca ocupo su lugar, y esta aunque sin la delicadeza anterior, golpeo y golpeo en mis entrañas con un ritmo tan fuerte que paria iba a desgarrarme en dos.

Finalmente soltó su nata cuando noto me llego otro orgasmo y jadeando como un jinete desbocado acabo su salvaje monta, dejándome sobre el colchón, repleta de crema italiana.

Era increíble lo que en ese largo periodo de tiempo había sucedido, pues aunque lo cuente algo rápido, el espacio fue largo y placentero, dando lugar a la recuperación de Pedro y otros dos más que volvieron a hacer las delicias de mis agujeros, pegándome el abuelo del súper un polvo tan largo y jugoso que algunos el pidieron acabara ya..

Volví a ser penetrada por abuelo que me encantaba si bien estaba vez acabe sacándole sus jugos con mi boca, pues deseaba hacerlo y así se lo pedí, y no vean que placer más rico estar tomando este manjar y a la vez ser devorada por unas expertas bocas…

Acabamos tras casi 5 horas de encentro con sus respectivos descansos y al igual que en la recepción acabaron siendo unos caballeros educados y amables que me despidieron con agasajos y cumplidos , pidiéndole a Pedro que si podíamos repetir otro día, pero yo le dije que ya veríamos pues tampoco quería convertirme en algo exclusivo del juego de aquel abuelo.

Me llevo Pedro a casa y tras despedirme en el portal me dijo, que había sido increíble que soñaba su mujer hubiera aceptado esto alguna vez, pues aunque habían hecho intercambios soñaba con verla disfrutar como yo..

anal
asiaticas
borrachas
castings porno
chochos
colegialas
cornudos
culonas
garganta profunda
gordas
guarras
hentai
incesto
interracial
lesbianas
maduras
negras
orgias
pollas grandes
porno amateur
porno casero
rubias
sado
tetonas
travestis
voyeur
zorras

Mi primera vez fue con el vecino de arriba

Hola a todos me llamo Kevin y soy un chico normal de 18 años, casi 19. Mido un metro ochenta y estoy bien formado, fibrado mis horas de gimnasio me cuesta. Casi todas las chicas que conozco me consideran guapo, tengo el pelo corto y moreno, ojos grandes y castaños. Estoy bastante bien dotado, unos 20 cm y bastante gorda. Me encanta depilarme ya que mi piel queda suave y tersa, también brocearme.

No hace mucho empezó a vivir un divorciado en el ático de arriba, él es maestro de escuela y tiene unos 40 años, un día en el ascensor coincidimos y me di cuenta que llevaba un juego de la play satation al que hacia tiempo que yo quería jugar. Así que nos pusimos ha hablar del juego.

Hoy por hoy es bastante habitual que los fines de semana y con la excusa de que me ayuda en mis estudios me apalanco en su casa y me vicio bastante a la consola o bebemos alcohol hasta emborracharnos, es un tipo bastante divertido y muy listo, tienen una buena conversación.

Un día decidimos montar una juerga con unas putas, después de unas copas cada uno se llevo a una chica a una habitación, para pasar la noche disfrutando del sexo. Tengo que reconocer que lo pase brutal y mi chica lo hizo muy bien.

Por la mañana me di cuenta que el ordenador de la habitación donde había pasado la noche estaba encendido y la cam había estado grabando toda la noche. Resulta que mi amigo era un poco pervertido, no me asuste y decidí que fuese él el que dijese algo.

Eso fue el sábado y pasó el día y ninguno de los dos dijo nada del tema de la cam, pasaba el domingo y tampoco decía nada. Así que el domingo por la tarde le dije que había visto la cam y que quería que me explicase, por que la había puesto. No entendía ese ataque a mi intimidad y que por favor me lo explicase ya que valoraba mucho su amistad.

No pareció sorprenderse mucho, y me dijo que era simple curiosidad. Me pregunto si quería que viésemos el video de mi noche loca con aquella putilla. Le dije que sí.

No pusimos a ver el video y me pareció extraño verme practicar sexo a mí en la tele, tengo que reconocer que me excité bastante. Él también estaba muy excitado, su bulto en el pantalón era enorme. La verdad es que estaba muy excitado y me apetecía hacerme una paja, pero me daba algo de vergüenza, no podía entender lo excitado que estaba viendo allí mi cuerpo en tensión, tampoco entendía por que el estaba tan excitado.

Yo solo llevaba puesto un pantalón corto de esos que dejan ver la goma de los calzoncillos y estaba bastante mojado, no aguantaba más, además se me notaba que la respiración se me aceleraba por momentos.

De repente la imagen se detuvo y solo salía en pantalla mi culo, con el agujerito de mi culo casi en el centro, no entendía por que se había parado y cuando le mire vi que el llevaba rato mirándome y que se estaba tocando por encima del pantalón.

Le pregunte si quería ver al natural mi culo, ya que tan interesado estaba. No dijo nada, así que me quite los pantalones, mis calzoncillos apenas aguantaban mi erección dentro. Me di la vuelta y me incline dejándole mi culo a apenas unos centímetros de su cara, casi inmediatamente note su lengua en mi agujerito, nunca me había planteado ser gay o algo parecido, pero me encantaba aquella situación su lengua estaba caliente, al poco ya no fue solo su lengua sino también uno de sus dedos poco a poco fue introduciéndose en mi agujerito. La sensación era maravillosa, lo más placentero que he notado en toda mi vida.

Necesitaba verle la cara así que me gire, él me bajo totalmente los calzoncillos mientras me miraba allí sentado en el sofá, y mientras me miraba se introdujo mi poya en su boca; me han hecho una cuantas mamadas, pero lo suyo fue muy especial, lo hacía muy bien, arriba y abajo y me acariciaba los huevos o me metía el dedo en el culo mientras mi poya estaba en su boca y su lengua recorría con avidez cada milímetro de mi miembro. Me gustaría haber aguantado un poco más, pero no pude, me corrí como nunca, exploté en su boca y cuando ya no pudo tragar más le llené la cara de leche.

Tenía que devolverle aquel favor que me había hecho, así que me arrodillé y le bese en los labios, se quito la camisa, tenia bastante bello, pero no me importó era suave. Poco a poco fui bajando, le desabroché el pantalón y saque su poya de los calzoncillos y sin pensarlo me la metí en la boca, era la primera vez que me metía un rabo en la boca, me encantó chupar toda aquella carne, estaba muy babosa, sabía bien y olía mejor a macho de verdad. Con mi mano subía y bajaba por su poya mientras la tenia en mi boca y succionaba hacia dentro. No se cuanto tiempo estuve así pero note como convulsiones y me preparé para lo que venia. Me llenó la boca de algo caliente y viscoso que sabía bastante bien, intente tragar todo lo que pude pero al final se me escapo y me llenó también la cara. Cansado me senté en el sofá.

Pero aquello estaba lejos de acabar el seguía empalmado y sorprendentemente yo también. Él se vino hacia mi mientras yo me recostaba con lo que el quedo encima mío, entre mis piernas, su dura poya todavía mojada de leche estaba a la entrada de mi culo; mi respiración era entrecortada, tenía algo de miedo, pero no me moví, quería que aquella que entrase dentro, necesitaba sentir ese trozo de carne como si fuese mío.

Costó y bastante, el dolor fue bastante intenso, pero pasó pronto, lo hizo de forma suave poco a poco, y susurrándome al oído. Una vez dentro empezó a moverse y entonces es cuando empecé a disfrutar de tener aquella poya enorme en mi culo.

Se apartó un poco y me puso a cuatro patas y me montó así bastante rato, y luego me senté encima de él, y empecé a subir y a bajar llevando yo la iniciativa, era genial, pero me di la vuelta y me senté sobre su enorme poya tiesa dándole la cara porque necesitaba verle los ojos y besarle los labios mientras se corría dentro de mi. Aquella postura me puso a mil y mi poya se puso durísima otra vez, él no para de pajearme yo estaba muy excitado, y note como se convulsionaba su poya dentro de mi, eso provocó que yo me corriese allí entre los dos y nos llenase de leche los dos torsos desnudos mientras su poya me llenaba de blanca leche mi culito estrecho, hasta que lo llenó y se salió escupiendo aun unas cuantas veces en mi espalda.

Caí exhausto sobre el mientras le besaba el cuello, extrañamente no hubo remordimientos ni análisis de conciencia, ni nada, solo una paz increíble, éramos dos grandes amigos que acabábamos de pegar el mejor polvo de la historia.

No acabó ahí, ni mucho menos, me quede esa noche en su casa y lo hicimos por toda la casa. De todas las posturas posibles, hasta le di yo él por el culo, pero no me gusto mucho y a él tampoco.

Hoy por hoy seguimos manteniendo una relación muy especial, cada uno tiene sus experiencias femeninas por ahí, pero seguimos manteniendo nuestra amistad especial y nuestras sesiones maratonianas de sexo.

Espero que os haya gustado la experiencia de mi primera vez.

porno español
porno guatemalteco
porno argentino
porno chileno
porno colombiano
porno cubano
porno ecuatoriano
porno hondureño
porno mexicano
porno nicaraguense
porno panameño
porno paraguayo
porno peruano
porno dominicano
porno uruguayo
porno venezolano
porno salvadoreño
porno tico
porno boricua